fbpx

Soy Startup Latam

La reforma tributaria en Colombia que podría afectar a las startups, emprendedores toman la palabra

Comparte este post

El artículo 22 de la reforma tributaria presentado por el ministro de hacienda, Jose Antonio Ocampo, ha generado opinión e incertidumbre por parte de los emprendedores. Por el nuevo impuesto al patrimonio, el cual se centra en el valor intrínseco de la empresa en vez de su costo fiscal. En otras palabras, se tomaría un costo de la empresa a futuro, en vez de un costo actual y real.

Tenemos incertidumbre. Dentro de lo que propone el gobierno, se incluyen apartados que pueden afectar el desarrollo de las empresas. Creo que el gobierno no era consciente de que, con estos artículos, se podrían impactar en cadena o generar efectos colaterales en los emprendimientos”.

Contó a DFSUD.com Camila Salamanca, directora ejecutiva de Endeavor Colombia.

La propuesta de la reforma tributaria se centra en: 

Cada vez que una empresa/startup recibe una inversión, ésta, entra a formar parte de su patrimonio. Lo que ocasiona que el empresario tenga que pagar un impuesto mucho mayor; a pesar de que la inversión tenga como objetivo mejorar el desarrollo del producto u otras intenciones.

“El problema es el cambio en la definición de cómo se calcula el valor del patrimonio. El impuesto al patrimonio ha existido durante muchos años en Colombia, pero funciona diferente”.

Miguel Mc Allister, fundador de Merqueo. 

Según Felipe Santamaría, director de Rockstart Colombia, lo planteado hasta ahora es “como ponerle impuestos a un sueño”, en ese mismo sentido, Camila Salamanca de Endeavor expresó que como está, la reforma “Podría truncar muchos sueños y posibilidades”.

Según el informe mundial de Emprendimiento, Colombia es uno de los países con mejores condiciones para crear emprendimientos. Teniendo en cuenta que hay leyes que lo promueven y un atractivo ecosistema que está atrayendo inversionistas.

“Hay un panorama positivo, activo, muchas cosas pasando en Colombia y respecto a la región. De hecho, hay muchos estímulos para el emprendimiento que hacen que Colombia hoy sea ese país donde es interesante emprender”.

Camila Salamanca.

De tal manera la directora ejecutiva de Endeavor Colombia, comentó que: 

“Primero, está el impuesto al patrimonio calculado sobre el valor intrínseco de las acciones de las empresas, que se traduce en que el emprendedor tendría que pagar un impuesto sobre una promesa, una idea de empresa, que puede que no prospere; que todavía no existe”.

Igualmente expresó que, muchas empresas reciben financiamiento desde su creación y por varios años; una inversión que utilizan para crear empleos, capital de trabajo y expandirse. “No es dinero que el emprendedor está recibiendo dentro de su caja”. 

¿Qué puede pasar si el artículo 22 del borrador de la reforma se queda como está? 

Podría colocar en la cuerda floja a muchos emprendimientos. Por ejemplo, si se llega a tener una inversión de capital de riesgo de USD 10M, algunos emprendedores no podrían pagar el impuesto al patrimonio propuesto, dado que no son dueños del dinero de la inversión, lo que los llevaría a pedir prestado para saldar la deuda. 

La posibilidad de seguir generando empleo se reducirá, a su vez la formación de jóvenes que logran mejorar su salud económica tras posicionarse en una empresa tecnológica y digital también se vería afectada. Además existiría la posibilidad de que se vaya desvaneciendo ese ecosistema que se construye a diario y que busca brindar soluciones a través de la tecnología. 

Propuesta de la red Endeavor

Tras las masivas reacciones sobre el borrador de la reforma tributaria, la red de Endeavor presentó una propuesta relacionada con el valor intrínseco de los emprendimientos en Colombia.

La propuesta se basa en enfocar ese impuesto al patrimonio pensado para los emprendedores en el costo fiscal del emprendimiento antes que en el valor intrínseco

Esta propuesta, según Kenneth Mendiwelson, presidente de la Junta Directiva de la red de emprendedores Endeavor, se prestaría a ser un impuesto mucho más amable con los emprendedores y acorde a los gastos reales que cada uno de ellos debe asumir en sus empresas y/o startups.

Así mismo, Kenneth Mendiwelson aclara: 

“Yo creo que hay que distinguir, para explicar bien el fenómeno, entre costo fiscal y valor intrínseco. El costo fiscal resume lo que el emprendedor ha gastado en construir este producto mínimo viable para después escalar. Se gasta en nómina, en arrendamiento, y en las necesidades de su emprendimiento”. “El valor intrínseco no se ha realizado aún. La propuesta de Endeavor gira en torno a que si vamos a tener impuestos sobre el patrimonio, entonces que se tribute por el costo fiscal“.

Conoce más sobre la propuesta de Endeavor aquí

¡Empieza ahora!

En Soy Startup Latam puedes aprender más sobre startups de alto impacto que están cambiando nuestra región y como si fuera poco, podrás acceder a cursos como:

Conoce todos nuestros cursos dando click aquí 

Oportunidades que rebalsan

Hay grandes oportunidades en Latinoamérica y no somos los únicos en notarlo. Desde muchas partes del mundo, huelen el talento y la innovación avanzando firme en la región. ¿Quieres ser parte del ecosistema emprendedor? ¡Puedes empezar hoy mismo! Descubre nuestros cursos.

¿Tienes una startup? Escríbenos a hola@soy-startup.com y entérate más sobre nuestros servicios de reclutamiento y entrenamiento en tech para tu equipo.

Soy Alejandra García, redactora de contenido en Soy Startup Latam y te invito a que te unas a nuestra misión de impactar a 1 millón de emprendedores. ¡Comparte! ¡Si quieres que cubramos una historia de tu startup me puedes contactar en aleja@soy-startup.com!

¿Quieres aprender más sobre startups de alto impacto que están cambiando nuestra región? Escucha nuestro podcast DESAFIANTES en Spotify, síguenos en YouTube, Instagram y LinkedIn como Soy Startup Latam.

¿Te interesa estar al día?

Suscríbete a nuestro newsletter y encuentra ofertas de trabajo, noticias y contenido creado con los fundadores latinoamericanos.

¿Tienes alguna sugerencia para un artículo?

Deja un comentario