fbpx

Soy Startup Latam

¿Quieres saber si tienes un buen producto? Aquí te lo diremos…

Comparte este post

Posicionar tu producto

  • ¿Cómo lograron personajes increíbles como Elon Musk o Steve Jobs posicionar fuertemente su producto en el mercado y hacer que pagaran grandes cantidades de dinero por él?
  • Dave Schools, fundador de Entrepreneurs Handbook, nos brinda seis puntos que debe seguir todo producto desde su obra: How Good is Your Product. Esta es una guía didáctica con ejemplos de la vida real de casos exitosos y otros que quizás… les faltó un poco de visión.

Sencillez irreducible

  • Como dicen por ahí… ¡menos es más! un consejo aplicable a varios aspectos en la vida y el emprendimiento no se queda atrás. La clave es reducir las funcionalidades del producto al máximo sin interferir en la satisfacción del usuario.
  • Enfócate en las que resuelvan el problema y hagan la experiencia más cómoda, lo demás sobra. Si pensamos en un auto… su función principal es andar, pero… ¡tener una radio sí que va a hacer la experiencia más placentera!
  • Un iPhone, por ejemplo, tiene múltiples funcionalidades y nos ofrece un mundo de herramientas. Lo que hace Apple allí es limitar cada una de ellas lo máximo posible.

Intuición inmediata

Schools cita una gran frase de Elon Musk …

“Cualquier producto que necesite un manual para manejarlo fracasará”.

  • La intuición es subjetiva. Lo que para ti es fácil de entender quizás no lo sea para otra persona por eso debemos plantearnos casos hipotéticos ¿podría un niño de seis años entender cómo funciona tu producto?
  • Algunas preguntas claves que debes hacerte en este punto son: ¿cómo puede mi producto reducir el estrés? ¿Cuánto le tomará a alguien entenderlo completamente? ¿cómo podría mejorar ese producto?

Belleza más allá del producto

  • Una vez, Schools estaba buscando desesperadamente una conexión para su computador desde un Starbucks. Alguien se le acercó y le dijo que no tenía que levantarse de su silla, la solución estaba delante de sus ojos integrada en la mesa. Después de eso… ¡él se enamoró por completo de la marca!
  • Starbucks no es “un café internet”, pero mostrarse como un espacio de trabajo les brinda un valor agregado para que cualquiera compre su producto. De eso se trata, un buen producto cumple con lo que promete ¡y más! es un bonus para que la experiencia del usuario sea la mejor.

Innovación accesible

  • Algunos productos quieren hacerse ver como los más “revolucionarios” y no tienen el diseño de su lado para ayudar a las personas. En el camino no se dan cuenta de que por querer proyectar esa imagen “disruptiva”, los usuarios se asustan.
  • Allí entra esa dualidad entre innovación y familiaridad. Muchas veces las personas optan por comprar productos que les recuerdan a lo que han visto antes. Si se sienten familiarizados y pueden manejarse intuitivamente, vas por buen camino.

Acuerdo entre color y forma

  • Las grandes marcas utilizan sus colores con una única intencionalidad y es expresar el propósito del producto. Es muy importante que en todo momento la forma y el color estén relacionadas con los objetivos de este. Además, si vas a lanzar otra idea complementaria a tu marca ¡distínguela! dos botellas del mismo color parecerán la misma bebida.
  • Lo mismo pasa con cualquier cosa que estés creando. Debes investigar las emociones detrás de los colores y lo que transmiten para hacer tu idea realidad.

Una metodología replicable

  • A veces las grandes ideas triunfan sin una metodología clara, pero… ¿lograrán ser exitosas a futuro? Dave Schools menciona el caso de las populares Silly Bandz, las manillas con formas de animales muy populares en el 2008.
  • Estas se volvieron famosas gracias a Robert Croak, quien se inspiró en un modelo similar en su viaje a Asia, pero que, dos años más tarde, sufrió una caída en picada en sus ventas. Esto quiere decir que su método no es replicable en otras industrias y el producto es defectuoso.
  • Sin embargo, cuando tienes la fama de haber creado un éxito en el pasado, por lo general será más fácil tener la credibilidad de las personas para lanzar otro más adelante.

De 1 a 5 ¿Qué tan bueno es tu producto en estos aspectos?

  • Evaluar tu producto de 1–5 en estos seis aspectos te dirá si realmente estás construyendo algo que vale la pena. ¡Fíjate si sus funciones son únicamente las necesarias, si es intuitivo, tiene un valor agregado, si innova de manera asertiva con una marca que ajuste su color y forma y por último, piensa si tienes una metodología replicable!
  • ¡Puedes también hacer ejercicio con otros productos del mercado!
  • ¿Quieres ser un experto en producto? ¡No te pierdas nuestro curso De 0 a Product Manager! A cargo de líderes de industria con experiencia real y con talleres 100% prácticos.

Escrito por: María Camila Pulido.

Auditado por: Micaela Crosta

Soy Micaela Crosta, redactora de contenido en Soy Startup Latam y te invito a que te unas a nuestra misión de impactar a 1 millón de emprendedores. ¡Comparte! ¡Si quieres que cubramos una historia de tu startup me puedes contactar en micaela@soy-startup.com! Escucha nuestro podcast DESAFIANTES en Spotify, síguenos en YouTubeInstagram y LinkedIn como Soy Startup Latam.

¿Te interesa estar al día?

Suscríbete a nuestro newsletter y encuentra ofertas de trabajo, noticias y contenido creado con los fundadores latinoamericanos.

¿Tienes alguna sugerencia para un artículo?

Deja un comentario